El coste de la sostenibilidad

3 11 2010

by JOSE MANUEL CASTRO PEREZ

El coste de la sostenibilidad“Cuando empezó a surgir el movimiento a favor de la gestión de la calidad en la década de los ochenta, la actitud inicial de los directivos fue: “Bien, mejoraremos la calidad, pero costará más”.

Luego, después de un período de implantación, se percibió que dicha afirmación era errónea, que, de hecho, las buenas implantaciones de gestión de la calidad mejoraban los costes y que fueron las malas implantaciones las que los empeoraron. Ésta misma transformación se está ahora empezando a experimentar con la sostenibilidad. Al principio, las personas decían: “si voy a reducir el impacto ambiental de mi producto, o servicio, o negocio, el coste subirá, por supuesto”, pero sólo era una hipótesis -una acción instintiva- con muchos malos ejemplos para soportarla. Pero son las malas implantaciones de la gestión ambiental las que empeoran el coste y las buenas implantaciones las que lo mejoran, y ya empezamos a tener muchas de éstas últimas.”

El párrafo anterior ha sido extractado de una entrevista a Steven Eppinger, profesor en MIT Sloan School of Management, publicada en MIT Sloan Management Review: How sustainability fuels desing innovation?

Una opinión parecida se expresa en un artículo de la Harvard Business Review, camino de convertirse en un clásico: Why sustainability is now the key driver of innovation?

“Muchas empresas están convencidas de que cuanto más respetuosas con el medioambiente se vuelvan, más reducirán su competitividad. Creen que esta postura añadirá costes y no proporcionará beneficios financieros inmediatos. “hacer nuestras operaciones más sostenibles y desarrollar productos “verdes” nos coloca en desventaja con respecto a competidores en los países en desarrollo que no se enfrentan a las mismas presiones. Los proveedores no pueden proporcionar materias primas verdes; la fabricación sostenible demandará nuevos equipos y procesos; y, en medio de una crisis, los clientes no pagarán más por productos respetuosos con el medio ambiente”. Por esto es por lo que la mayoría de los ejecutivos tratan la sostenibilidad como una responsabilidad social de las empresas, divorciada de los objetivos de negocio.

Los ejecutivos se comportan como si tuvieran que elegir entre los beneficios sociales del desarrollo de productos o procesos sostenibles y los costes financieros de hacerlo así. Pero esto, simplemente, no es cierto. Hemos estudiado las iniciativas sostenibles de 30 grandes empresas durante algún tiempo. La investigación muestra que la sostenibilidad es un filón para la organización y que las innovaciones tecnológicas generan beneficios tanto en las operaciones directas como en las indirectas. Conseguir mayor sostenibilidad ambiental reduce los costes ya que las empresas terminan reduciendo los insumos que emplean. Además, el proceso genera ingresos procedentes de productos mejores y capacita a las empresas para realizar nuevos negocios. De hecho, y puesto que éstos son los objetivos de la innovación corporativa, nos encontramos con que las empresas inteligentes ahora consideran la sostenibilidad como la nueva frontera de la innovación.”

Ánimo, hay mucho trabajo por hacer.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: