Las motivaciones internas de la conducta en la economía del conocimiento

9 09 2010

empresa, motivacion

La sorprendente verdad sobre qué nos motiva, de Daniel H. Pink
Por Fco. Martínez Hidalgo

Que la ideología y sus axiomas han calado en el pretendidamente apolítico entorno empresarial, y rige sus valores y principios fundamentales más allá del sentido común y lo razonable, es algo que ya sabíamos.

Sin embargo, lo que resulta sorprendente es averiguar que, en estas organizaciones orientadas a la maximización del beneficio a través de la eficacia (alcanzar las metas y objetivos previstos) y la eficiencia (de la mejor forma posible), todavía funcionan formas de gestión relacional ajenas a los más importantes descubrimientos científicos en conocimiento (cómo aprehendemos la realidad), comportamiento (interactuamos con ella) y comunicación (nos comunicamos, a través de ella, con los demás).

Daniel H. Pink no utiliza en este libro ningún concepto o investigación que no tengamos disponible desde hace tiempo.

De hecho, los descubrimientos que le sirven de base son los experimentos (y los hasta hace poco ignorados resultados y conclusiones) de Harry Harlow yEdward Deci que, entre las décadas de 1940 y 1960 demostraron que, contrariamente al discurso neoliberal del ser humano como pasivo e inmóvil –convertido en agente únicamente cuando hay interés concreto o dinero contante-y-sonante de por medio, es su motivación intrínseca a descubrir el mundo y experimentar con él la base primordial de su motivación. Una idea con la que jugueteaba Bertrand Russell cuando nos habla del “trabajo” como factor generador de felicidad en su magnífico ensayo de 1930 ‘La conquista de la felicidad’.

Las organizaciones llevan décadas apostando, desde la irrupción del Taylorismo como filosofía general de las relaciones laborales (diseñadas desde un plano vertical jefe-subordinado), por el paradigma del “palo y la zanahoria”: premiar a quién consigue los objetivos previstos de la forma prevista y sancionar a quién no lo hace.

Qu_nos_motiva.jpgPink nos muestra los casos concretos en que tal receta sigue funcionando pero, principalmente, nos alerta sobre las contraproducentes consecuencias que genera su aplicación en un mapa profesional donde los trabajos desarrollados a través de rutinas (acciones de repetición), están dejando paso -en las sociedades avanzadas- a labores de creación e innovación en las que este paradigma muestra preocupantes síntomas negativos –e incluso ser lesivo y contraproducente.

Crear significa desarrollar la motivación intrínseca, no ahogarla con miedos o ansias externas al propio proceso creador. De esta forma, las antiguas recetas se muestran menos válidas a medida que la naturaleza de nuestros trabajos se moderniza y nos concede mayor autonomía y dinamismo como trabajadores… y como personas.

Cuestionar el Taylorismo significa discutir uno de sus principales pilares de contención: la permanente aplicación de la razón en un sentido únicamente utilitarista, o sea, obtener el mayor beneficio posible al menor coste. Para ello utiliza los últimos descubrimientos de las ciencias del comportamiento que, desde la década de 1990 en adelante, nos vienen demostrando que somos previsiblemente irracionales. Kahneman y Tversky, premios Nobel de Economía por esta investigación, nos demostraron cómo nos preocupamos más por no perder que por ganar: aun habiendo grandes posibilidades de obtener un buen premio, si además existiese el riesgo de una gran pérdida es difícil que nos decidiésemos finalmente a participar.

Daniel Ariely en su fantástico libro ‘Las trampas del deseo: cómo controlar los impulsos irracionales que nos llevan al error’ (Ariel, 2008), nos abre los ojos, a través de numerosos experimentos en los que participó y otras investigaciones relacionadas, al hecho de que somos bastante menos racionales y calculadores (aunque sí igualmente previsibles) de lo que creemos.

Un argumento perfectamente hilado y sólidamente construido que lleva a Pink a proponer, en su búsqueda de un centro neurálgico de lo que nos mueve, la substitución de la motivación externa (incentivos y sanciones) por la motivación interna (el estímulo de nuestro motor por experimentar con la realidad y buscar nuevas soluciones a los problemas).

En su propuesta Pink considera de irrenunciable importancia tres factores interdependientes:

– La autonomía, o la capacidad de las personas para responsabilizarse plenamente de sus acciones y consecuencias;
– El dominio, a través del compromiso personal con qué se hace y cómo se hace –una idea en la que coincide esencialmente con la base teórica desarrollada en la obra de Richard Sennett; y
– Los fines, o la conciencia de la persona sobre la base de su trabajo, para qué y porqué hace lo que hace, cuál es su sentido dentro de la organización, y cuál es el objetivo que ésta pretende proyectar en la sociedad con su producto final.

‘La sorprendente verdad sobre qué nos motiva’ (Gestión 2000, disponible en FantasyTienda) es un libro esencial para las sociedades de la nueva economía o la economía del conocimiento. Cuando la creatividad y la innovación protagonizan la actividad económica y el desarrollo social los paradigmas del “palo y la zanahoria” se muestran como frenos no sólo a las libertades del trabajador, sino también a los resultados y la mejora de la organización. Pink alerta sobre las consecuencias negativas de seguir poniendo las creencias infundadas en primer plano, e ignorar la utilidad y las lecciones de los descubrimientos de las ciencias de comportamiento.

Escrito de forma ágil y amena, concebido además como una caja de herramientas en cuanto a reflexiones y formas de actuar, su propuesta aporta nuevos e interesantes elementos de discusión y consideración tanto para los gerentes organizativos como, en general, para cualquier persona que sienta dentro de sí la necesidad de tomar el mando de su trabajo tanto como de su propia vida. Recomendado para cualquier persona que sienta dentro de sí la necesidad de tomar el mando de su trabajo tanto como de su propia vida.

Fco. Martínez Hidalgo   11/08/2010

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: