Mejor que la reorganización es la “e-organización”

15 08 2010

El teletrabajo permite superar la cultura presencial en las empresas. La organización 2.0 , clave para el futuro del management y los RR.HH.

Norman Berra (Especial)

Alguna vez le preguntaron si a usted le gustaría trabajar desde su hogar u otro lugar que no sea la oficina? Quizá le interese saber que esa posibilidad le atrae a muchos argentinos: según una encuesta realizada el último año entre 200 trabajadores activos por la consultora de teletrabajo Jobing, siete de cada 10 empleados en relación de dependencia considera que su trabajo es teletrabajable por lo menos tres días a la semana.

Según los especialistas, salvo las tareas manuales, de ensamble o artesanales, todas las actividades son teletrabajables, al menos en parte: el desarrollo de aplicaciones de tecnologías de la información y la comunicación permiten “duplicar” el puesto laboral fuera del lugar de trabajo. En ese marco, según datos oficiales, el teletrabajo se incrementó 20 por ciento en el último año: actualmente hay 1,6 millón de teletrabajadores (seis por ciento del total) y el 10 por ciento de ellos está en relación de dependencia (el resto son autónomos o emprendedores).

“Sin embargo, la mayoría de esos 160 mil empleados teletrabajadores pertenece a organizaciones que lo implementaron sin encuadrarlo dentro de un programa o política; esa improvisación muchas veces opaca o anula las ventajas que el teletrabajo genera en empleados y empleadores”, afirma Bernardo Hidalgo, socio de Grupo Hidalgo y consultor asociado de Jobing. El especialista, que habló sobre “Teletrabajo, ¿Moda o Tendencia?” en el 4º Congreso Los Dos Hemisferios, Management y Recursos Humanos, que organizó la Universidad Empresarial Siglo 21, concedió una entrevista exclusiva a La Voz del Interior.

-¿Cuál es el enfoque a aplicar para no improvisar en materia de teletrabajo?

-Enfocarlo como un beneficio que apunta a mejorar la satisfacción del empleado con su trabajo, que puede ser utilizado considerando el perfil de cada trabajador, las características de la tarea y el estilo de liderazgo de su jefe. Con el avance tecnológico y la disponibilidad de la información, las empresas tienen que debatir si es necesario mantener altos costos en edificios corporativos y que el empleado se traslade diariamente de su casa a la oficina.

-Según las cifras, es una tendencia creciente. ¿Cómo impactará en las empresas?

-Vamos camino a la e-organización, una transformación cultural de la organización del trabajo, que deja atrás la milenaria pero aún vigente cultura presencial: el cambio tecnológico genera un cambio sociológico y las exigencias de las nuevas generaciones de trabajadores permiten que el teletrabajo avance rápidamente. La empresa que lo implementa comienza el camino hacia la “Organización 2.0”, dejando atrás la costumbre de control horario para pasar a un control de resultados cumplidos. Cuando se trabaja por objetivos los empleados tienen que cumplirlos, estén o no estén en la oficina; ésa es la mejor definición de teletrabajo.

-Parece un modelo ganar-ganar: gana el empleado, gana la empresa. ¿Es así?

-Seguro: cuanto antes las empresas implementen metodologías de trabajo innovadoras como esta, no sólo podrán retener talentos sino además atraer a profesionales de las nuevas generaciones, que valoran más la flexibilidad laboral.

-Si un directivo quiere convencer al contador sobre las ventajas del teletrabajo, ¿cómo debe hacerlo?

-Tiene que decirle que el teletrabajo ahorra costos y aumenta productividad. El teletrabajo, con la metodología Jobing genera ahorros en espacios de oficina, viáticos, ausentismo, rotación de personal, entre otros. Además, al realizarse un exhaustivo proceso de selección, los teletrabajadores están más motivados, satisfechos y comprometidos.

-¿Cualquier empresa es apta para el teletrabajo?

-Sí, pequeña, grande, emprendedores, organizaciones públicas o privadas, con o sin fines de lucro; las que mejor se adaptan son las que se basan en el tratamiento de datos e información. Pero, las firmas que decidan implementarlo tienen que asesorarse en aspectos tecnológicos, legales y de recursos humanos, las áreas claves para el éxito. Y agregaría otra área: Real Estate, para optimizar el espacio ocioso que se genera.

-¿Se perciben diferencias regionales en el avance del teletrabajo a nivel país?

-Hay mayor aceptación en Capital Federal, pero es cuestión de tiempo y que se sumen casos exitosos que permitan difundir la herramienta y derribar algunos mitos. En Argentina todavía es poco conocido y la mayoría de las firmas tiene estilos de conducción y organización muy tradicionales, por eso primero hay que instalar el concepto de tele-empresario y luego el de teletrabajador.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: